La Mantilla

Hotel 1 Hotel 2 Hotel 3

Calle de la Mantilla:
Cuenta la leyenda que el nombre de la calle cambió luego de que Don Juan Pérez de Guzmán, quien fuera nombrado Gobernador de Cartagena en 1658 se enamorara de la hija de Don Baltasar de Soriano, alto empleado de la Real Hacienda quien vivía en una de las casas de esta calle.

Pérez de Guzmán pidió en matrimonio a la muchacha pero la boda no se llevó a cabo. Un día, sin avisar a la familia, se marcho en un galeón a Puerto Rico, donde había sido nombrado gobernador.

Cuando María de Encarnación, la hija de Don Baltasar, se enteró de la partida de su prometido, estaba embarazada y deshonrada. Apenada entonces tomó la mantilla de seda que se ponía para ir a misa y se estranguló. Desde entonces la calle se denominó "Calle de la Mantilla".

Sin embargo, según el historiador Juan Porto del Portillo, en un principio a esta calle se le dio el nombre de "Calle de Nuestra Señora de la Bendición de Dios". Su nombre actual se debe a la admiración y al tributo por el General Venezolano Mariano Montilla, quien también habitó en esa calle.

El general Montilla formó parte en la defensa de Cartagena durante el sitio de 1815, y fue uno de los que emigraron a Haití. Sitió a la ciudad en 1820, y el 10 de octubre de 1821, entró triunfante, después de un cerco de dieciséis meses. Montilla también se desempeñó como gobernador en tres oportunidades.

La Mantilla Hotel Bed and Breakfast:
La casa colonial que ocupa el Hotel La Mantilla fue construida en el año de 1867 aproximadamente. En 1998 fue remodelada y dotada con los elementos necesarios para brindar servicios y comodidades a los huéspedes pero buscando mantener su esencia y forma original.

En El Hotel La Mantilla el disfrute comienza con un delicioso desayuno servido en la cocina central del tercer piso, luego continúa con un baño en la piscina del patio central o tomando el sol en una de las dos terrazas que han sido acondicionadas sobre los tejados y desde las cuales se puede ver el mar y las murallas de la ciudad.

El salón principal le brinda la posibilidad de escuchar música o disfrutar de la lectura en un ambiente fresco, o salir a los balcones que se abren sobre la Calle de La Mantilla como lo hacían los habitantes de la Cartagena colonial.

El hotel cuenta con ocho habitaciones en sus tres pisos: suites, habitaciones dobles y junior suites.

Estancia de la Mantilla

Ubicada en el centro histórico de la ciudad amurrallada en la hermosa ciudad de Cartagena, la Estancia de la Mantilla conserva toda la magia y tradición de las casas coloniales de techos altos, balcones y patio central, respetando su fachadas y arquitectura española del siglo XVII, convirtiéndola en un sitio donde el tiempo pareciera detenerse.

Habitaciones

Amelia

En esta habitación ubicada en la primera planta del hotel usted disfrutará de todo el confort y la privacidad. Cuenta con una sala interior perfecta para la lectura, escuchar música o relajarse simplemente. Como opción usted puede reservar la piscina privada contigua a la habitación y disfrutar del sol con toda la exclusividad y el mejor servicio.

ver
María

Usted sentirá toda la mística de la casa en esta habitación en la segunda planta del hotel. Se destaca en ella una pared rústica antigua a la vista.

ver
Luisa

Sobriedad y encanto caracterizan a Luisa. Está ubicada en la segunda planta del hotel y ofrece vista al patio interior.

ver
Sofía

La magia de la arquitectura lo acompañará durante su estadía en esta habitación. Ubicada en el segundo nivel de la casa le brinda al huésped un amplio espacio. Una ventana de piso a techo, que al abrir regala una hermosa vista hacia la piscina interior de la casa, caracteriza a Sofía.

ver
Las Mellizas

Cada una de estas dos habitaciones le ofrece al huésped un balcón con vista a la Calle de La Mantilla. Están ubicadas en la segunda planta del hotel y ambas están separadas del resto de la casa por una puerta que las convierte en un espacio ideal para un grupo o una familia. Por esto ambas se alquilan a un mismo grupo.

ver
Juana

Si usted desea un mejor contacto con la ciudad amurallada debe alojarse en Juana, localizada en la tercera planta de la casa. Está coronada por una ventana alta sobre una pared rústica con vista a los más famosos torreones de la ciudad de Cartagena. Además, tendrá acceso directo a una de las terrazas para tomar el sol y a una sala independiente con vista al campanario de la Catedral de Cartagena.

ver
Carmela

Esta habitación ofrece la comodidad de dos camas individuales y una excelente vista del patio interior. Esta ubicada en el segundo nivel de la casa.

ver
Isabel

Localizada en la primera planta de la casa, Isabel le brinda al huésped acceso privilegiado a la piscina con solo abrir la puerta.

ver